top of page
  • Foto del escritorCerete

ALGUNOS ARTISTAS Y EL MINISTRO DE LAS CULTURAS


El ministro de las culturas, las artes y los saberes es un hombre joven, inteligente, con experiencia en el sector editorial. Tuve la impresión de que no desconoce el tema de las artes y en general parece bien intencionado. Aceptó reunirse con artistas y personajes del medio, a instancias de la exministra Patricia Ariza.


Luego de dos meses de cartera, Juan Diego Correa comprende las tensiones que se mueven al interior y al rededor del gobierno. Lamentó la violenta salida de quien lo antecedió en el cargo, en tanto ella expresó su solidaridad inquebrantable con el gobierno. Fue clara su apelación y denuncia de sectores de poder que han montado artera campaña de desprestigio contra el gobierno y en beneficio de poderosos intereses.


En la reunión, los artistas y gestores de distintas áreas se manifestaron con libertad y expresaron su sentir, sus ideas y críticas y el ministro fue manifestando su percepción y punto de vista, en un diálogo sin libreto, como se dijo por parte de las organizadoras.


Escuchó atento la opinión de personajes del frente editorial, de algunos plásticos, músicos, teatreros y cinematografistas, que pedían respaldo y garantías ante la hegemonía comercial. Como un clamor generalizado, apareció la impugnación de la burocracia, los procedimientos de rigidez mortuoria y la ‘formatitis’ de intenciones turbias en la relación con las instituciones. Compartida la crítica por el mismo ministro, planteó la necesidad de encontrar alternativas y anunció que su gestión avanza en lo posible y ya hay manifestaciones en las convocatorias en curso, para facilitar la participación de distintos sectores marginados normalmente.


La crisis del sistema de becas es un hecho, que aún no encuentra solución. No obstante, el ministro se refirió a la necesidad de transformar el lenguaje y los requisitos. En mi opinión, salida solo parcial para la necesidad tremenda de expresión de las culturas, las artes y los saberes. Acumulado tumultuoso que desborda los planes y propósitos loables de Correa, por ahora insuficientes para dar curso a esa marejada.


Su gestión se dirige al replanteamiento del marco general de la cultura en el país, pero pasa por encontrar una relación distinta entre el sector, el estado y la iniciativa privada, sus recursos e intereses. Pasa también por abandonar comportamientos tradicionales como el manejo discrecional de dineros desde la oficina del ministro, el mecenazgo directo y la toma de decisiones sin consulta alguna con el sector.


Extrañé la presencia de algunos representantes habituales del teatro y otras personas versadas en el tema cultural. Es posible que se hayan distanciado del gobierno, que no hayan sido invitados, que la informalidad no alcanzara para convocarlos, que no crean ya en estos escenarios. Sin embargo, el anuncio de un diálogo abierto y permanente con el sector de las artes, el talante y las expresiones del encargado de la cartera, hacen pensar que pueden venir otros tiempos. Habrá que hablar y hallar la medida de la participación responsable, vinculante y democrática.


La reunión se realizó en el auditorio del Centro Cultural García Márquez del FCE el domingo 8 de octubre a las 3 de la tarde, con asistencia de unas 50 personas y quedó en continuará.


CAMILO RAMÍREZ TRIANA

TEATRO VARGAS FU

(En la foto la pequeña sala de la Vargas Fu con la Bruja de Cortázar y los amigos del teatro cercano y la ficstoria.)

30 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page