top of page
  • Foto del escritorCerete

“Las caras de una moneda”

Tándem de monólogos Ficstóricos de la VARGASTEJADA FU




“Curandero” y “Cortejos de Bruja” se presentaron este fin de semana (14/11/21) en tándem, en el teatro la Quinta Porra de Bogotá. La experiencia significativa pudo dejar importantes reflexiones tanto en actores como en espectadores.


M Manchego y B Espinoza, Actor y Actriz, debatieron. En consecuencia obtuvieron la idea del beneficio mutuo de halar en la misma dirección, lo que no resulta sencillo en la actualidad. El tractor como figura de pensamiento no sugiere el beneficio mutuo, como no sea por oposición. La minga, pero incluso la yunta, en cambio, avanzan en aquel sentido.


Incluso la emulación apareció como motivación de segundo plano. Aunque la comparación deportiva no quepa, algunos aspectos podrían ser parámetros para contrastar las cualidades: la coherencia, la creatividad vocal y corporal, el manejo espacial y de objetos, la catadura de la emoción, la atención, la intuición y el riesgo... Todo lo cual, no obstante, sólo ratifica la cualidad diferencial, que si se trata del arte y del monólogo, es sustancial.


Los espectadores, para los que no se ocultaron los aspectos mencionados, pudieron también disfrutar el contraste de visiones en el tiempo, al rededor de principios coincidentes: la defensa de la vida humana como esencial singularidad que no se reduce a motivos externos, ni claudica ante la muerte.



Dos encierros originados en la contradicción agónica, en la lucha con su entorno y en la radical decisión de lograr la propia vida, la forma y el signo propios de lo humano; aspiraciones que no se retraen, que no se negocian, que persiguen su realización en tensión con el contexto. Y sin embargo no pueden omitirlo, dependen de lo otro y lo necesitan como al aire para vivir, como al alimento, como al agua que vivifica y a la vez consume, o al calor que arropa pero asfixia. El abrazo solidario que bien puede abrasar en fuego y resulta ser también el riesgo del tándem.


Los dos monólogos fueron puestos en escena sin arrogancia, con precisión objetual y economía sonora, riqueza de palabra y expresividad corporal. Dialogaron en una sucesión no causada, gobernada por el azar pero conducida por la interpretación del público, que sumó sus referencias y sus recuerdos a los olvidos de una dramaturgia en viaje desde mediados del siglo XIX, hasta los hervores del 1940.



Se pusieron en contacto un anciano que lucha contra lo inevitable y el espectro de una mujer que defiende su condición de bruja; las pócimas, los tósigos, las oraciones y los conjuros, los reclamos, las historias, los amores y desdenes, las violencias incoadas en lejanas circunstancias y respondidas con acritud o dulzura en presentes preñados de deseos.


La dramaturgia de C Ramírez evoluciona y se encuentra sin esperarlo al rededor de un tema pregnante: la fragilidad y fortaleza de lo humano, abordado en épocas distintas. “Curandero”, escrito a finales del siglo XX, ha sido publicado y llevado a escena ya antes de que la Vargas Fu lo montara como resultado del taller de entrenamiento actoral. El mismo taller de donde salieron los “Cortejos de Bruja”, escrita a comienzos del 2020 y fraguada al calor de los debates de género de la actualidad.


El tándem, que pudo ocurrir entre los actores, también ocurrió entre la producción de la Vargas Fu y el teatro la Quinta Porra, ocurrió en la Dramaturgia y con el público que experimentó dos caras de una moneda, participando de manera activa y creadora en dos monólogos ficstóricos. Con ello pusimos a prueba la posibilidad de un teatro independiente, de carácter Ficstórico, con vocación de público y aspiraciones Investigativas y creadoras, en medio de la crisis ambiental y cultural del planeta.


La Vargas Fu

14 de noviembre 2021

CRT

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page